Batman. Adaptación del film de 1989

Por
50
1303
FavoriteLoadingAñadir a favoritos
 

Edición original: Batman: The official comic adaptation of the Warner Bros. Motion Picture (DC, 1989).
Edición nacional/ España: Batman. Adaptación del film (Zinco, 1989).
Guión: Dennis O’Neil.
Dibujo: Jerry Ordway.
Color: Steve Oliff.
Formato: Prestigio 64 págs.
Precio: 550 pts.

 

Si hay un género con mala prensa en la historieta (además de los tebeos para niñas) es el de las adaptaciones cinematográficas. Pese a la participación de vacas sagradas (pensemos en gente como Stan Lee y Alan Davis para el Spider-Man de Sam Raimi, Roy Thomas y John Buscema para el Conan de John Millius o Archie Goodwin y Howard Chaykin para la mismísima Star Wars), el consenso general dictamina que estas versiones se quedan con lo peor de ambos mundos: de un lado, suelen realizarse con una copia del guión original, por lo que no están al tanto de las modificaciones finales y, lo que es peor, ignoran la visión del director y los avances en postproducción, por lo que las mejores escenas del film rara vez obtienen justo correlato en viñetas; de otro lado, la pretensión de imitación del modelo cinematográfico lleva a simplificar el lenguaje del cómic, a mutilarlo de sus recursos más propios y convincentes, ofreciendo al lector una sopa insulsa, una especie de “cine para pobres”. Por supuesto hay excepciones, conocidas por todos, como el Atmófera Cero de Jim Steranko (próximamente en este bat-canal) o el Alien de Archie Goodwin y Walt Simonson. Pero son eso: pequeños oasis en un árido desierto. Lo cierto es que la sabiduría popular no anda desencaminada. Eran otros tiempos. Ahora parecerá banal, pero entonces, cuando la visión de un film dependía, en primera instancia, de su estreno cinematográfico y, más tarde, de su comercialización en VHS (con las deficiencias inherentes al formato) la versión en viñetas paliaba el ansia de posesión y el gusto por la repetición. Eran un sucedáneo, sí, pero no un sucedáneo cualquiera. Que se lo digan a Marvel, que -según el ex jefazo Jim Shooter– logró sobrevivir a su época más caótica -los 70- gracias a las adaptaciones y continuaciones apócrifas de la obra de George Lucas.

No obstante ello, con todas las salvaguardas citadas, algunas de ellas resultan, aún hoy, encantadoras. Por ejemplo: la adaptación oficial del film que Tim Burton consagró a Batman en 1989, obra de Dennis O’Neil (Green Lantern/Green Arrow) y Jerry Ordway (El poder de Shazam). Pongámonos en situación. Ahora la moda de los superhéroes es tan abusiva que, en vez de películas, hablamos de “fases” (o series de películas) como si nada (a ver lo que dura) pero a finales de los ’80 teníamos las de Superman, y gracias. Fuera de los tíos en pijama habían probado suerte desde El príncipe Valiente (H. Hathaway, 1954) a Flash Gordon (M. Hodges, 1980) pasando por Popeye (R. Altman, 1980), Barbarella (R. Vadim, 1968) o La Cosa del Pantano (W. Craven, 1982), pero los resultados habían sido más bien pobres. El anuncio de que Tim Burton, un joven realizador apenas conocido por alocadas comedias como La gran aventura de Pee Wee (1985) y Bitelchús (1988), sería el responsable de llevar a la gran pantalla al Señor de la Noche despertó escepticismo, pero cuando se supo el nombre del actor designado para encarnarlo, Michael Keaton, cundió el pánico. Las primeras imágenes, pocos meses antes del estreno, devolvieron el júbilo. ¡Aquello iba en serio! Quienes lo vivimos en primera persona podemos atestiguarlo. Incluso el decano Informe Semanal dedicó un reportaje a la Batmanía, con entrevista y todo al creador del personaje, Bob Kane.

Aquella tesitura coincidió con el reinado de Ediciones Zinco. Casi sin excepción, los (pocos) fans que en España han sido del Universo DC deben su adicción a la meritoria labor de Miguel G. Saavedra y Sergio Pradera en esa empresa. Para cuando el murciélago asaltó las plateas, por aquí habíamos degustado Watchmen, Dark Knight, Camelot 3000 o The Shadow. Eso marca. El cruzado de la capa, además, vivía un momento dulce. Frank Miller lo había redefinido para un nuevo público y el veterano Dennis O’Neil (a la sazón -junto a Neal Adams– uno de los artífices del Batman canónico de los ‘70) supo aprovechar el tirón para auparlo a cimas de popularidad que no ha abandonado desde entonces, dirigiendo su destino durante años desde la silla de editor. El Hombre Murciélago era el héroe del momento para el quinceañero promedio de la época.

La película, una personal fantasía gótica de ritmo irregular y potente imaginería, defraudó a quienes esperaban un despliegue de acción tipo Arma Letal (R. Donner, 1987), pero encantó a los amantes de los tebeos, que inmediatamente nos dirigimos al quiosco más cercano a consumir cualquier lectura ubicada en Gotham City. ¿Y qué nos encontramos? Pues con la citada adaptación que, en un alarde sin precedentes (entonces los tebeos se vendían), Zinco publicó en dos formatos simultáneos: la tradicional grapa y un tomo prestigio, por aquello de arrimarlo a lo de Miller.

La primera sorpresa que se llevó el lector entusiasta fue la similitud con actores y situaciones del film que lograban las ilustraciones de un tal Jerry Ordway, quien nos sonaba por una oscura serie titulada Infinity Inc (que transcurría en la incomprensible Tierra 2, pero molaba porque salía un mono albino llamado el Ultra-Humanita y un zombie gigante que respondía por Solomon Grundy) y por dibujar el Superman “malo”, o sea, el que no era de Byrne, a quien aficionados y críticos de la cosa trataban como a un Dios. El apartado gráfico se beneficiaba también de los colores de Steve Oliff, entonces con un prestigio como el de Laura Martin. Dennis O’Neil también nos sonaba, tanto por la saga de Ra’s al Ghul como por The Question y algún otro trabajo que nada ganamos con recordar (coff, Daredevil, coff, coff, Iron Man), solo que no entendíamos mucho su cometido, si se limitaba a copiar las frases de la película sin añadir ni un triste cuadro de texto de esos llenos de prolijas descripciones. Éramos un poco injustos. Está claro que quería seguir en lo posible la narración cinematográfica, lo que no fue óbice para que -en un par de deslices- los personajes dijeran en voz alta lo que estaba pasando, como en los malos cómics, tal vez por aquella presunción del realizador Billy Wilder de no sobreestimar jamás la capacidad del espectador. Los habituales estábamos tan acostumbrados a esta rémora que ni pestañeábamos. En realidad, estábamos encantados con que el 90% de las veces la traducción coincidiese con lo que habíamos escuchado en la sala de cine: “¿Has bailado alguna vez con el diablo a la pálida luz de la luna?” Casi nos parecía oír la música de Danny Elfman. ¡Incluso las canciones de Prince!

¡En fin! No nos vamos a engañar: la principal virtud del tebeo radicaba en su fuerza evocadora, en su capacidad de revivir la experiencia cinematográfica. Tampoco necesitábamos más. En aquel momento nos pasó desapercibido, pero las ansias de modernidad que invadían hasta a un clasicote como Ordway acabarían desembocando en Image Comics, editorial que no le resultó ajena en absoluto a nuestro muchacho (¿alguien recuerda Wildstar?). Mira que una adaptación cinematográfica se presta como pocas a una paginación sobria y proporcionada, y a veces lo hace (como en el spot del Joker de su producto Sonríex, narrado -como en la película- a través de pantallas de tv), pero lo habitual es que se haga notar variando gratuitamente el tamaño de las viñetas, pisando unas con otras y forzando composiciones poco naturales al ojo (p.ej.: integrando una viñeta más pequeña en otra de mayor tamaño en el curso de un diálogo corriente). Poco importaba. Era como mirar los afiches de la película, sólo que con diálogos. Venía genial para aprenderse la historia hasta que se comercializase la cinta de vídeo.

Curiosamente, la divergencia mayor entre adaptación y modelo se da en la primera página, donde los autores parecen incluir a los espectadores del film en la narración. En seguida olvidan la metalingüística para someterse a parámetros convencionales. Otros cambios u omisiones arrojan luz sobre decisiones de producción: queda claro que las luchas contra los ninjas saltimbanquis del Joker fueron añadidas para satisfacer las exigencias de acción del público a mitad del metraje. Alguna secuencia, de tan escueta, bordea lo incomprensible, como el momento en que Vickie Vale accede a la Batcueva. Claro que como era una pausa para el amor ya era bastante incomprensible en origen para el quinceañero medio. Y eso que la Basinger estaba un rato bien. Había sido chica Bond y posado para Playboy, que viene a ser como el Oscar y los Globos de Oro de la adolescencia. Cualquiera adivinaba entonces que la ex modelo acabaría ganando ambos premios unos pocos años después.

Apuesto a que este tebeo no se reeditará en la vida. Lo mismo no tiene razón de ser en la era de los trailers y los screeners. Discúlpenme, entonces. Uno que se hace mayor.

50
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
50 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
27 Comment authors
Javier AgrafojoSpunkyross andrur7varolaSuperman95 Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Mr. X
Lector
Mr. X

Me ha encantado el artículo.
Y además aprovecho a reivindicar los batmanes de Burton (sobre todo el segundo, una de las mejores pelis de Burton y una de las mejores de los noventa, así en general). A mi Kim me pilló muy crío, pero la Pfeifer con el uniforme de Catwoman… Oh, God.
Creo que me dejó cierta fijación turbia por el látex.
Y de paso, lo grande que es The Question de O´Neil.

Pin
Lector
Pin

¡Cáspita! Éste tebeo me lo regalaron mis padres cuando se estrenó la peli y estalló la batmanía. Qué recuerdos oye 🙂

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

La peli de Burton me pilló con mis tiernos 10 añitos y me atrevería a decir que hasta ese momento no había experimentado una sensación igual en una sala de cine (ni en ningún otro sitio) y pasó mucho tiempo hasta que salí igual de entusiasmado y fascinado por una película. Si es que alguna vez ha ocurrido, porque nada iguala a la capacidad de asombro que uno tiene a esa edad y Batman es una película que deja huella.

Como dice el artículo, recuerdo la expectación y la fanfarria mediática hasta el punto de ser objeto de documentales en “programas serios” como informe semanal. Recuerdo los anuncios promocionales y recuerdo como hasta adultos que no habían cogido un tebeo en su vida, o por lo menos no lo hacían desde hace décadas, iban a ver la película. Era el acontecimiento del momento.

Nunca compré este tebeo, pero recuerdo que lo leí, lo que sí me compré fue la colección de cromos.

Todavía hoy en muchos aspectos creo que es el Batman que más me gusta. Nolan llevó al personaje a otro nivel, pero en algunas cosas no ha logrado superar al de Burton.

Qué tiempos aquellos.

jorgenexo
Lector

pero encantó a los amantes de los tebeos

A todos no. A mí me decepcionó aún más que otra peli “mitica” que se estrenó más o menos por las mismas fechas, “IJ y la última cruzada”: nunca he podido con el tema armadura, mi Batman siempre ha sido un dinámico saltimbaqui que se desplaza fundamentalmente de tejado en tejado y que pelea como Bruce Lee, no esa cosa estática que aparecía en la peli. Un Joker gordo es tan chorra como un Kingpin escuálido, lo del paralís facial me molestó bastante y lo de vincularlo con la muerte de los Wayne me tocó mucho los cojones, aunque no más que la ridi escena del gordo con parálisis facial haciendo que bailaba con un caseto de rapero. Su Gordon era una mal remedo del ridículo comisario de la serie de tv. Me pareció una peli, en definitiva, mediocre a más no poder, de la que sólo se salvaba Alfred (pese a su incoherente aspecto en relación al original).

Y la Basinger si estaba en esta superproducción era por “9 semanas y media”, hombre, de lo de Bond casi nadie se acordaba.

Este tebeo, por cierto, debe de estar en algún lugar de mi tebeoteca. Ni sé por qué me lo compré. No me voy a molestar en buscarlo, de todas formas.

Mr. X
Lector
Mr. X

“Todavía hoy en muchos aspectos creo que es el Batman que más me gusta. Nolan llevó al personaje a otro nivel, pero en algunas cosas no ha logrado superar al de Burton.”

Muy de acuerdo con el Sr Androide Asesino.

MikeM
Lector
MikeM

Muy buen artículo!
Qué recuerdos cuando he leído que nombrabas The Question, The Shadow… esos comics marcaron esa época..
En cuanto a Batman, la peli me gustó pero me esperaba más oscuridad (prefiero la segunda).. eso sí, me convertí en un fanático, porque recuerdo haber comprado la camiseta, la banda sonora de Danny Elffman… el disco de Prince. En realidad la película me hizo descubrir a Prince, y tras comprar la banda sonora me hice poco a poco con toda su discografía anterior, para darme cuenta que su disco para Batman era el peor de su carrera hasta ese momento.
El cómic también lo compré.. y quizás acabó en la basura en una de tantas “limpiezas” de cómics a las que me obligaba mi madre…
Y también fui de los que siguió a los Infinity Inc…
Esos finales de los 80…

Antoine
Lector
Antoine

ultron_ilimitado ha comentado: La peli de Burton me pilló con mis tiernos 10 añitos y me atrevería a decir que hasta ese momento no había experimentado una sensación igual en una sala de cine (ni en ningún otro sitio) y pasó mucho tiempo hasta que salí igual de entusiasmado y fascinado por una película. Si es que alguna vez ha ocurrido, porque nada iguala a la capacidad de asombro que uno tiene a esa edad y Batman es una película que deja huella.

Lo firmo, en mi caso fueron 9 añitos.

En mi caso esa peli fue la responsable de mi enganche a los tebeos, Marvel irónicamente.

Mr. X
Lector
Mr. X

Por ejemplo, para mí Gotham es, visualmente, la Ciudad Gótica de las pelis de Burton y de la serie de animación.

No, desde luego, de las de Nolan, que no deja de ser una gran ciudad genérica y despersonalizada.

jorgenexo
Lector

Curioso: el tema generacional influye sobremanera, claro. Yo ya la vi con 19, pero a mí la que me marcó -y no sólo en ámbito superheróico, si no en cine en general, aún hoy es una de mis pelis favoritas- fue…, Superman The Movie, claro, que vi con 8 años: lo que dice Antuán que sintió viendo el Batman burtoniano es tal cual lo que yo experimenté viendo el primer Superman de Donner.

Ivan Rivas
Lector

En mi caso es la la película responsable de que tenga media casa llena de cómics de Batman 🙂

De esta adaptación,a mi curiosamente lo que más me llamó siempre la atención son un par de escenas que o bien son distintas a la de la película o bien directamente no salen. Recuerdo a Batman tendido junto al Joker cuando éste había caído, Vicki va a verle y resulta que es el otro periodista bajo la capa de Batman. Luego si me da tiempo lo busco a ver si lo estoy recordando bien o no.

Pin
Lector
Pin

Es que cuando uno es joven e impresionable…
Pasa que la capacidad de asombrarse ante lo nuevo disminuye con la edad, o cambia, o se desplaza, yo qué sé; como el pelo, que va desapareciendo de la cabeza y apareciendo en la nariz, en la espalda.
Recuerdo, por ejemplo, lo mucho que me impactó Terminator 2 en su momento. Flipé, literalmente. Ahora si la ponen en la tele creo que ni la miraría y de hecho el recuerdo más entrañable que tengo de ella es el videoclip de You could be mine de los Guns and Roses.

jorgenexo
Lector

Yo siempre que me encuentro Batman en la tele (creo que no la he vuelto a ver entera) es la misma escena: el Joker gordinflón en el museo haciendo el chorra con la pandilla…

Louontherocks
Lector
Louontherocks

Ah que recuerdos!! yo este cómic me lo agencié ilegalmente en una tienda de mi pueblo, junto con otros dos que no recuerdo, creo que uno de ellos era una segunda edición de los Vengadores de Fórum… (supongo que ya habrá prescrito el delito jeje)

Mr. X
Lector
Mr. X

“Pin
ha comentado el 17 septiembre, 2013 a las 11:29h
Es que cuando uno es joven e impresionable…
Pasa que la capacidad de asombrarse ante lo nuevo disminuye con la edad, o cambia, o se desplaza, yo qué sé; como el pelo, que va desapareciendo de la cabeza y apareciendo en la nariz, en la espalda.”

Yo creo, aún hoy, cuando yo ya no soy un adolescente y ella ya es cincuentona, Michelle Pfeiffer con el uniforme de catwoman me seguiría impresionando 🙂

Pin
Lector
Pin

“Mr. X
Yo creo, aún hoy, cuando yo ya no soy un adolescente y ella ya es cincuentona, Michelle Pfeiffer con el uniforme de catwoman me seguiría impresionando :)”

Tienes toda la razón, hay cosas que con la edad no cambian. 😉
Por cierto, hace unos días vi una foto de la hermana de Michelle… Recristo.

Luis Javier Capote Pérez
Autor

¿Recristo de qué bien o del otro Recristo? Un gran artículo que también me ha retrotraído a la adolescencia.

Lemmytico
Lector
Lemmytico

Otro al que le marcó esta peli, aunque ya andaba enganchado a los tebeos en general y al murciélago en particular. El puntazo fue la Bat-Manía y que por primera vez Batman se colocara por encima de Superman en popularidad, algo impensable dos años antes de la peli y que se ha mantenido hasta hoy. Para los bat-fans pre-peli aquello fue la hostia.

Y fíjate que a mi ahora mismo me pasa al revés, estoy un poco harto de Batman y todos los héroes oscuros y reivindico cada vez más a Superman, el Capi y los héroes más luminosos. Cuestión de edad, péndulos o algo así.

El comic estoy seguro que lo tenía, pero lo solté hace eones.

Pin
Lector
Pin

Recristo del bueno pero ahora tengo dudas de si eran las Pfeiffers. Diría que sí.

dhaldon
Lector
dhaldon

Jo, la Batmania, la gente perdió la cabeza. Yo recuerdo que fui al cine de pequeñajo, con la madre de un vecino y más niños, y no pudimos entrar porque la gente había reventado la cancela del cine empujando para poder entrar, tanta gente habíaA mi el Batman de Burton me parece mejor adaptación que las pelis de Nolan (joker gordo aparte) es el Batman que debería ser, luchando de noche, siendo el principal protagonista de la película, no un secundario.

Elokoyo
Lector
Elokoyo

¡Uauh! Cuantos recuerdos. Creo que ví la película con 13-14 años y Batman era/es uno de mis personajes favoritos de todos los tiempos, por lo que fuí al cine a ver la película con la máxima expectación posible y me encantó: la ambientación gótica, el Joker, argumento, Batman y sus bat-cacharros, etc… Lo único que me patinaba ya de jovencillo y pienso que es el mayor lastre de la película es la música de Prince, pero eso ya es cuestión de gustos personales de cada uno.

Además era la época dorada de Ediciones Zinco y sacaba unos cómics cojonudos por aquel entonces que me marcaron muchísimo. ¡Jó, qué tiempos!

Y para mía es mucho mejor la 1ª película de Batman de Burton que la 2ª por mucho que saliera la Pfeiffer de Catwoman y traje de latex ;-). Reconozco que a nivel técnico y de ambientación es superior a la 1ª, pero la historia y el argumento se me hacen muy pesadas,tanto cuando la ví en su momento en el cine como ahora… es una película que no me ha acabado de convencer nunca.

Y creo que comparar las películas de Burton con las de Nolan es como comparar naranjas con huevos. Son 2 productos tan diferentes que se hicieron en 2 marcos temporales tan distantes y distintos, que decir que una es mejor que la otra ya depende del prisma de cada uno. Para mí ambas son disfrutables en su contexto.

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

“No, desde luego, de las de Nolan, que no deja de ser una gran ciudad genérica y despersonalizada”

Si al menos fuera eso… pero es que en la última ni se molestan en disimular que es Nueva
York.

guolberin
Lector
guolberin

“Yo creo, aún hoy, cuando yo ya no soy un adolescente y ella ya es cincuentona, Michelle Pfeiffer con el uniforme de catwoman me seguiría impresionando 🙂 ”

Tienes toda la razón, hay cosas que con la edad no cambian. ;)”

No sé qué deciros, el otro día haciendo zapping, vi un cacho de una peli más o menos reciente de Michelle y le hacía falta hincharse a bocatas rápidamente, estaba en los huesos y un poco, cómo decirlo, demacrada.
Y, por lo poco que vi, no me dio la sensación de que fuera caracterización del personaje. No tengo ni idea del título de la peli.-

Antoine
Lector
Antoine

Y la banda sonora, que comparte el primer puesto con Superman como la mejor música de una peli de superhéroes.

molon labe
Lector
molon labe

Yo me acuerdo de ir a verla con unos amiguetes y las hermanas pequeñas propias, y me acuerdo que nada mas empezar (dos minutos de pelicula mas o menos) sale Batman y un ladronzuelo le pega un tiro, mi amiguete muy serio le dice a las muchachas :Hala! desfilando a casa que ya ha terminado, lo han matado.. y las pobres crias se levantaron muy obedientes para irse, descojono general en el cine.

Spirit
Lector
Spirit

Yo soy uno de esos fans de DC gracias a la labor de ZINCO, aunque de un tiempo a esta parte (ya demasiado) me lo estoy replanteando por culpa de DIDIO.

Tengo este tebeo en mi cole (en su versión barata) y me parece uno de los mejores trabajos de JERRY ORDWAY. Detallado, barroco, reflejando la atmósfera de la peli…una gozada visual.

También soy de los que gustan más del Batman de Burton, un delirio gótico e insano más propio de los tebeos que la city de Nolan. No obstante, es verdad que son dos productos totalmente diferentes…

Y siguiendo con las batallitas en plan abuelo cebolleta, a mí me pilló con 16 años o por ahí, me grabé en VHS todos los anuncios y promociones (incluyendo el reportaje de INFORME SEMANAL sobre la BATMANÍA) y me quedé alucinado con la peli, a la que fui a ver con todos mis amigos, ninguno de los cuales leía tebeos.

Khonshu
Lector
Khonshu

Buff, la Batmanía, tienes que haber estado ahí y haberla vivido para entender el fenómeno que supuso Batman.

A mí me pilló con 10 añitos también. Me acuerdo que mis padres me llevaron a ver La Guerra de los Rose al cine y antes de la peli nos cascaron el trailer de Batman. Tenéis que entender que no es como hoy, con internet, mi primer contacto con la película fue ese trailer… y mi cerebro implosionó.

Después el reportaje de informe semanal, pegarse los programas de música enteritos para poder ver el videoclip de Prince al final, comprar el cómic y la revista oficial de la película… incluso tuve el troquelado de cartón que venía con la Superpop (de hecho, no pocas veces ibas por la calle y veías asomar por alguna ventana la reconocible silueta de ese Batman de cartón).

Lo que digo, ahora se saca más pasta y hay mayor aceptación social, pero como la Batmanía y, en menor medida, la Turtlemanía, no ha habido nada.

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

“me grabé en VHS todos los anuncios y promociones (incluyendo el reportaje de INFORME SEMANAL sobre la BATMANÍA) y me quedé alucinado con la peli, a la que fui a ver con todos mis amigos, ninguno de los cuales leía tebeos”

Spirit, no los tendrás todavía por ahí ¿no? Es que no sé si mi imaginación me juega una mala pasada, pero creo recordar en especial un spot de coca-cola, donde aparecían las calles de una ciudad vacías (en mi tierna infancia su puse que era la mía, Madrid, pero ya no pondría la mano en el fuego por esto) y decían algo así como “¡no hay nadie, porque todos están viendo Batman!”

¿Alguien se acuerda de algo así o tengo mucha imaginación?

Deke Rivers
Lector
Deke Rivers

Yo tendría unos 13 años y no me impactó especialmente.

Ya leía cómics por aquel entonces aunque no seguía a Batman (algún comic habría leído… creo que Batman Año Uno sin ir más lejos, y los primeros números del vol. 1 de Zinco).

La peli no estaba mal, pero de alguna manera me decepcionó.

Además en aquel año se estreno Indiana Jones y la Ultima Cruzada, que se la comía con patatas.

Spirit
Lector
Spirit

ultron; pues no, no conservo aquella cinta de vhs…y he de reconocer que no me suena tampoco el anuncio que citas, pero oye, ten en cuenta que estamos hablando del 89 y estamos en el 2013, han pasado…joder, 24 años largos…

Elokoyo
Lector
Elokoyo

“Yo soy uno de esos fans de DC gracias a la labor de ZINCO, aunque de un tiempo a esta parte (ya demasiado) me lo estoy replanteando por culpa de DIDIO.”

Spirit, bienvenido al club… Te invitaría a una cerveza sólo por ése comentario, pero en éste caso será una cyber-cerveza virtual 😉

orco05
Lector

Ultrón, yo tampoco recuerdo tal anuncio de Coca-Cola, y como para acordarme, tenía sólo 6 años, aunque sí recuerdo la batmanía y sí ví la peli en el cine, y recuerdo que ese día tenía incontenibles ganas de ir al servicio y me aguanté más que nunca en toda mi vida por no salir de la sala en el enfrentamiento final contra Joker… a lo que iba, no recuerdo anuncios de Coca-Cola como el que dices, pero sí hicieron de Coca-Cola light, al menos uno para la primera peli y otro para Batman Returns:

https://www.youtube.com/watch?v=AKWuyuPXvqU

https://www.youtube.com/watch?v=KPU6rQ-PBao

Carlos Cruz
Lector
Carlos Cruz

“Curioso: el tema generacional influye sobremanera, claro. Yo ya la vi con 19, pero a mí la que me marcó -y no sólo en ámbito superheróico, si no en cine en general, aún hoy es una de mis pelis favoritas- fue…, Superman The Movie, claro, que vi con 8 años: lo que dice Antuán que sintió viendo el Batman burtoniano es tal cual lo que yo experimenté viendo el primer Superman de Donner”.

Coño, tengo la edad exacta de Jorgnexo. Y, por supuesto, me pasó lo mismo con la peli de Superman.

Del Batman de Burton yo no renegué tanto, pero recuerdo que poco antes de que la estrenaran saqué en vídeo -VHS, of course- Bitelchús para ver quién coño era el tío que iba a hacer de Bruce Wayne, y al final me acabó gustando bastante más aquella que la del murciélago, que era bastante aburridita.

Spirit
Lector
Spirit

Elokoyo; es que yo creo que somos muchos los quasi-cuarentones que crecimos con ZINCO y con ello descubrimos que había algo más allá de MARVEL o, en mi caso, BRUGUERA. Y esa magia que tenían sus tebeos, que se traduce en calidad y coherencia (y también en cariño por lo que hacían), va DIDIO y la destroza en nada y menos; ni calidad, ni coherencia, ni cariño ni leches. Te cojo la invitación a cerveza, si eres de BARCELONA o te pasas por aquí dame un toque.

Elokoyo
Lector
Elokoyo

@Spirit: Soy de Barcelona. Bueno, vivo a 15 km de la ciudad. Casualidad de casualidades también en éste caso por la proximidad geográfica.

¿Hacemos una quedada de Zona Negativa en Barcelona? Anda que no molaria 😉

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

Joder qué currados los anuncios de coca cola light ¿no?

La verdad es que me están entrando ganas de volver a verme la peli entera otra vez. La tengo requetevista, pero hace tiempo que no me la veo. Ays la nostalgia, pena de Batman de Schumacher. Me pregunto qué habría pasado de haber seguido Burton y Keaton (y Danny Elfman) en las secuelas…

Y por cierto, la de Superman, aunque en la tele, también me marco. Posiblemente sea la culpable de que hoy día siga siendo un friki de los superhéroes. A veces me pregunto como será tener esa edad hoy día y ver las modernas pelis de superhéroes. Para los chavales de hoy Los Vengadores serán como para nosotros fueron Superman y Batman.

Spirit
Lector
Spirit

Elokoyo; pues desde aquí planteamos la idea, a ver si alguien se anima…por mi parte, encantado en hacer una kdada, seamos dos, cuatro o diez…

Ocioso
Lector
Ocioso

Eso, lo que puso Jorge: armadura, Joker gordinflón, radiocassete…una Kim Bassinger que se enteraba menos que Nicholson de donde estaba, y un Bruce Wayne bajito y calvorota.

Eso sí, la segunda parte me gustó mucho y me reconcilió con tres actores que, o no me gustaban, o directamente me caían mal: Michael Keaton, Michelle Pfeiffer y Danny DeVito.

Ocioso
Lector
Ocioso

¿Vais a hacer una quedada? Que güay. El otro día hicimos una por las Jornadas del Comic de Avilés y fuimos uno. Pero estuve muy a gusto.
Vale, también se presentó un reseñador, pero como se dedica a DC no cuenta.

samanosuke
Lector

Y por cierto, la de Superman, aunque en la tele, también me marco.

La de ahora también te marca, pero por el trauma.

(Invocando a Amra…)

Ya en serio (o más en serio), ¿creéis que las actuales películas de súpers (sobre todo las de Warner) están hechas para niños, como aquéllas que nos marcaron a nosotros? Yo no lo veo, la verdad… Creo que las de Batman un poco más, quizá, pero son demasiado “policíacas”, a lo Jungla de Cristal, y la del Supes ni de lejos, con toda la pérdida del “sense of wonder” y lejos del arquetipo superheroico que debería ser Superman.

La comparación de aquellas películas con Los Vengadores de Ultrón, sin embargo, sí me parece acertada.

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

Es que yo creo que es la equivalente. Los Vengadores es el Superman de esta generación.

Más que el Spiderman de Raimi en mi opinión.

FiguraCuatro
Lector
FiguraCuatro

Sé que me van a llover collejas virtuales pero… cosas de la vida, la semana pasada revisioné, después de unos 8 o 10 años, tanto Batman como Batman Forever sin más pretensión que dejarme dormir viendo una peli requetevista. Para mi propia sorpresa, Batman perdió mucho y Forever ganó algo. Las dos cosas que más me molestan de la 1º son la importancia en la trama que tiene el ligue de Wayne y el ya comentado punto autoparódico que tiene(deudor de la serie de los 60 y no sé si verdaderamente intencionado), y son justamente esas dos cosas, reparto aparte, las que más me chirrían en Forever; en otras palabras, creo que su pecado es intentar parecerse en lo malo al Batman de Tim Burton. En todo lo demás, diseños, escenografía (el mejor Gotham fílmico, para mí, sin duda), escenas de acción y hasta la propia trama en sí son, en mi opinión, bastante superiores a las de la primera película. Eso sí, Batman Returns es bastante mejor película que ambas y eso repercute en la impresión que uno se lleva de la peli, al haber un referente previo buenísimo con el que compararla, y eso mismo juega en favor de Batman de Keaton al compararlo con el de Adam West. Quizás si la 1º peli hubiese sido Forever, no tendría tan mala fama…

FiguraCuatro
Lector
FiguraCuatro

Ah, y por no irme tanto del tema, sólo decir que pese a no haber salido especialmene fan del murciélago, la adaptación de Batman, junto a la de Returns, son dos de los primeros cómics que leí en mi vida junto a la muerte de Fénix, un Kitty Pryde/Lobezno y “algo” de Aliens (no me pidáis más precisión, que tendría unos 4 añitos). ¡¡Cientos de viñetas grabadas a fuego entre esas cinco grapas!!

Superman95
Lector
Superman95

Aunque seré fan acérrido de “Superman” toda la vida, guardo con especial afecto mi visionado fílmico de “Batman” en Diciembre de 1989. Como curiosidad, el patrocinio para América Latina (Posters, vallas, comerciales de TV y una promoción con vasos y stickers del filme) corrió por cuenta de Pepsi.

Me agradó que incluyeran los dibujos de Ordway. Como el comentó, el se ofreció para el trabajo junto a Jonathan Peterson (Editor del comic), quién se las arreglo para conseguir aprobación del uso del aspecto físico de Kim Bassinger, Michael Keaton y Jack Nicholson quién fué el más meticuloso a la hora. ¿Y quién no si tu cara y trabajo te van a hacer ganar casi US$70 millones por concepto de regalías por taquilla y merchandise? Eso, sumado a la recienta clama por mas trabajo del Genial Ordway y los rceientes problemas de salud de George Perez y la poco ceremonial salida de J.H. Williams III y Kevin Maguire me hacen odiar cada vez mas a Didio, Harras y su parranda de buitres.

r7varola
Lector
r7varola

Acá en mi tercermundista país, esta peli la calificaron para mayores de 14. Yo tenía 7 años, sabía de la existencia de batman por la serie animada de hanna barbera (¿era de ellos la serie de los 60 o 70?), sabía que mucha gente estaba yendo a ver la peli y moría por verla. Recuerdo que el guardia del cine me dejó pasar a ver los últimos 5 minutos y por años aluciné con la escena final del campanario hasta que pude verla completa. Amé esa película un tiempo y después le tomé cierta distancia por la música de prince y el joker a cara lavada del museo. La que si me mola hasta el día de hoy es Batman Returns. Solo como dato curioso, y como buen país de sudamérica en que todos los fenómenos llegaban con años de desfase, la verdadera batmanía se vivió con Batman returns (recién empezaban a llegar los primeros cómics de superhéroes de forma masiva)y terminó de explotar con batman forever, ahí ya había batman hasta en la sopa. Que gran época que cimentó mi amor por el encapotado hasta hoy

ross andru
Lector
ross andru

Esta fue la primera película que ví en el cine cuando tenía 10 años y aún conservo el cómic oficial. No ha envejecido mal y se disfruta mucho su lectura.

Khonshu
Lector
Khonshu

Este cómic debió petarlo en su día, yo me acuerdo de conocer mucha gente que lo tuvo (sobre todo la versión barata). La tirada tuvo que ser más alta de lo común.

En cambio, la adaptación de Batman Vuelve tuvo que ser un batacazo de los gordos. Durante años me harté de verlo olvidado en kioskos y saldos.

guolberin
Lector
guolberin

“Este cómic debió petarlo en su día, yo me acuerdo de conocer mucha gente que lo tuvo (sobre todo la versión barata). La tirada tuvo que ser más alta de lo común.

En cambio, la adaptación de Batman Vuelve tuvo que ser un batacazo de los gordos. Durante años me harté de verlo olvidado en kioskos y saldos.”

Yo conservo ambos en alguna caja, y del de Batman Vuelve no recuerdo ni los autores ni nada, sin embargo de Batman si tengo un buen recuerdo, a pesar de que al leerlo ya sabía todo lo que pasaba porque ya había visto la peli, y Jerry Ordway hacía un gran trabajo.

jorgenexo
Lector

Pues yo por más que busco, no lo encuentro; sé que lo tengo, pero a saber por dónde andará. Eso sí, veo que tengo bastante más Zinco de lo que creía, y no precisamente de lo mejorcito (joder, engo las dos coles de Superman durante el reinado de los super heores, ni me acordaba, lo de Azrael…)… Como de Forum: he dado con un tesoro perdido, varias de aquellas historias que cruzaban anuales de diferentes colex, a saber: Días del futuro presente, de la que hablábamos hace poco (hey, el de la Patrulla lo dibuja desde la portada Arthur Adams), LOs Reyes del dolor (¡portadas de MIgnola!), En busca de Korvac (¡los dos primeros con portadas de Al “El mal” Milgrom!), LIfeform, Factor Terminus, Las guerras subterráneas… Uf, qué caña.
Seguiré buscando: aunque no lo encuentre, la búsqueda promete emociones…

Spunky
Lector
Spunky

A mí me pasa como a Jorgenexo: lo compré en su día, y en edición prestigio porque era LA PELÍCULA por antonomasia, que la estuve esperando un año entero, creo, hasta que aquel 29 de Septiembre de 1989 llegó y pude ir a verla… Pero ahora no encuentro el tebeo por casa.
No puedo expresar con palabras aquella histeria fanática que me invadió con 13 añitos de nada y que se tradujo en camisetas, revistas, posters, pulseras, carteras con cierre de velcro… Ni se había inventado el palabro que hoy se usa para definir esta conducta, naturalmente; pero ahí estaba x)
*Ejem* Jerry Ordway en aquellos gloriosos años de Zinco era el eterno segundón, todos deslumbrados con los dibujicos de Byrne y con que pudiera encargarse de tantas series al mes… Pero el tiempo, ese gran justiciero, puso las cosas en su lugar a posteriori. De ese primer Superman post-crisis se vio toda la crema justo cuando el personaje quedó en manos del super-squad ya sin Byrne: las tramas muy bien hiladas y el dibujo compacto y potente al servicio de la narrativa. Respecto a esta adaptación, pienso que está muy bien dibujada, y la mantengo como una adaptación al comic muy honrosa, una excepción en un genero (el de adaptaciones de películas) que suele dar resultados tan desafortunados entre otras cosas por estar obligado a imitar el rictus de los actores de cada film. Denny O’Neil ya era grande desde mucho antes y además lo andaba petando con su The Question, así que nada más que añadir.
La película… Buah, la intenté volver a ver años después y ya no era lo mismo, naturalmente. Su segunda parte aguanta mucho mejor los años.