BATERÍA DE RESEÑAS #1

FavoriteLoadingAñadir a favoritos

Con ánimos renovados, vocación de continuidad, y nueva numeración, regresa a Zona Negativa la sección Batería de reseñas, donde de forma quincenal, intentaremos poneros al día acerca algunas de las muchas colecciones que actualmente saturan las librerías especializadas: series regulares, tomos recopilatorios, e incluso ediciones americanas tendrán cabida en este pequeño rincón de nuestra web, donde esperaremos encontréis un lugar en el que comentar vuestras colecciones preferidas.

Para la primera entrega de esta nueva etapa, Sergio Robla, Alberto Morán y David Fernández comentaran sus impresiones acerca de JSA vol.2 #6, Superman #12, The Walking Dead #49 USA, La Guerra de los Siniestro Corps #2, 52 #52, The Surrogates, y Los archivos de Nexus #2.

 

Edición original: The Surrogates #1-5; Top Shelf Productions.
Edición española: marzo de 2007; Glénat.
Guión: Robert Venditti.
Dibujo y color: Brett Weldele.
Formato: tomo recopilatorio de 208 págs.
Precio: 19,95 €.

 

THE SURROGATES, reseñado por David Fernández

Publicada en su edición original por Top Shelf Comix en el año 2005, The Surrogates representa el debut de Robert Venditti –hasta entonces, editor de Top Shelf– como guionista profesional, acompañado por el dibujante versado en el campo independiente Brett Weldele. Optando por una aproximación a la vertiente más realista de la ciencia-ficción, abordada desde la apariencia de un relato detectivesco, la obra traslada al lector a un año 2054 en el que la comercialización de los surrogates ha revolucionado las relaciones interpersonales, la seguridad, y la sanidad estadounidense. Inicialmente desarrollados para su aplicación en el campo de la medicina, estos androides no tardaron en convertirse en el producto estrella de la empresa VirtualSelf, ofreciendo a sus clientes la posibilidad de confeccionarlos según sus preferencias estéticas y funcionales para, controlándolos remotamente, utilizarlos en todos los ámbitos personal y profesional. En este contexto, Harvey Creer y Pete Ford, detectives del cuerpo de policía, tendrán que enfrentarse a una investigación derivada de la comisión de una serie de ataques a “surries” –así se conoce popularmente a los engendros mecánicos – por un individuo que por su particular modus operandi y extrañas habilidades recibirá el apodo de Steeplejack.

A través de esta premisa, que parece huir vocacionalmente de complicaciones, Venditti y Weldele tratan atractivos temas de forma sencilla, directa, expresa, y efectiva. Un alegato en toda regla contra el consumismo desaforado y el culto al cuerpo, contra la manipulación de las masas, y la vacuidad y superficialidad de una sociedad integrada por individuos que, sepultando su verdadera personalidad tras complejos e insatisfacciones varias, se conforman con desempeñar el rol de espectadores de su propia vida, en lugar de experimentarla en su plenitud y de forma directa. Una sociedad, dicho sea de paso, no tan lejana de la realidad contemporánea…

Pero The Surrogates también funciona como relato de género, como ya apuntamos en líneas precedentes, cruce de policíaco y ciencia-ficción. Un relato sencillo a la par que entretenido donde no escasea la presencia de tópicos que, en esta ocasión, no insultan a la inteligencia del lector ni empañan un nivel medio realmente notable. Quizás la mayor rémora resida en el trabajo realizado por un Weldele demasiado limitado que, sin llegar a desentonar por completo, rebaja considerablemente el empaque de la obra: su acabado, cromática y estilísticamente deudor de dibujantes como Ben Templesmith o –como bien comenta Toni Boix en su artículo– Ashley Wood, se queda a medio camino, es decir, en tierra de nadie y bajo la amenazante posibilidad de provocar en el lector la indiferencia o en el caso de quien escribe estas líneas, el firme convencimiento acerca de su inadecuación para asumir la realización de este encargo. Su estilo, en el que prima la funcionalidad, se antoja insuficiente para retratar la carga emocional de determinados pasajes. Y aunque bien es cierto que esa premeditada huída de artificios resulta útil a la hora de abordar la recreación de ambientes fríos y asépticos, privados del contacto humano y de la interacción directa sin mediar “sustitutos”, no es menos cierto que el resultado final resulta un tanto pobre y demasiado uniforme.

Pese a ello, los numerosos puntos de interés de The Surrogates, sumados a la excelente edición de Glénat, y al hecho de que en la actualidad se esté trabajando en una adaptación cinematográfica, parecen garantizar que más pronto que tarde, esta obra recibirá la atención que merece.

Enlaces de interés:

Reseña de The Surrogates, por Toni Boix.
Noticia adaptación cinematográfica, por Pablo Gutiérrez.
The Surrogates, en la Web oficial de Glénat.

 

Edición U.S.A.: Nexus Archives #2; Dark Horse Comics.
Edición España: diciembre de 2007; Norma Editorial.
Guión: Mike Baron.
Dibujo: Steve Rude, George Freeman, Mark Nelson y Bill Willingham.
Tinta: Steve Rude, Eric Shanower y Rich Rankin.
Color: Les Dorscheid y George Freeman.
Formato: tomo recopilatorio de 205 págs.
Precio: 25,00 €.

 

LOS ARCHIVOS DE NEXUS #2, reseñado por David Fernández

El segundo volumen de la lujosa edición a través de la cual Norma Editorial recupera uno de los clásicos del cómic americano de la década de los ochenta sirve para retrotraernos a La trilogía de El Triálogo. Esta extraña saga, trufada de elementos surrealistas, bien puede servir para poner de manifiesto las características de esta colección, a medio camino entre la ciencia-ficción y el género superheroico.

En los números recopilados en este tomo, Mike Baron y Steve Rude embarcan a Horatio Hellpop –más conocido como Nexus– en un alocado viaje de compadreo, excesos etílicos y diversión desenfrenada, instigado, como no podía ser de otro modo, por su fiel amigo Judas Macabeo. Pero lo que inicialmente estaba destinado a convertirse en unas jornadas de evasión pura y dura, deriva en una nueva aventura que, tras padecer los rigores de un viaje a través de un agujero negro, les conducirá hacia un extraño mundo con forma de cuenco, contando con un aturdido Badger –personaje que gozó de su propia colección en First Comics– como inesperado invitado especial.

Pero la extraña odisea de dos de los protagonistas principales de la serie no implica que perdamos de vista lo sucedido en Ylum. Ante la ausencia de su líder –un líder a su pesar, dicho sea de paso– algunos de los más ambiciosos ciudadanos de la concurrida comunidad de refugiados optarán por instaurar la democracia, organizando sus primeros comicios. Como telón de fondo, una trama relacionada con Sundra, Ursula, y las misteriosas ruinas de Ylum. También tienen cabida en las páginas de este volumen, la narración del enfrentamiento de Nexus con unos jóvenes pandilleros que asolan Nueva York, diversas historias cortas que profundizan en la caracterización de personajes secundarios como Sundra Peale, Dave, Clonezone y el propio Judas Macabeo, y una batalla final contra el esclavista Clausius.

Un tebeo altamente recomendable que, pese a ser muy deudor de su tiempo, continúa atestiguando las grandes dosis de talento e imaginación de un equipo creativo perfectamente conjuntado, destacando sobremanera el estilo de un Steve Rude inconmensurable. Ojalá las ventas acompañen a esta edición vocacionalmente definitiva que, por fin, hace justicia a una tebeo añorado por muchos lectores.

Enlaces de interés:

Página web oficial de Mike Baron.
Página web oficial de Steve Rude.
Artículo: El regreso de Nexus, por David Fernández.

Edición original: Action Comics #662, #663, #664 y #677.
Guión: Kurt Busiek.
Dibujo: Carlos Pacheco.
Formato: Comic Book de 96 páginas.
Precio: 4,95€
Planeta DeAgostini Comics.

SUPERMAN #12, reseñado por Alberto Morán

¿Por qué una viñeta interior como portada en lugar de alguna de las cuatro portadas que tenían para elegir? Con lo bonitas que son.

Dejando las portadas a un lado, el contenido de éste comic es muy bueno. Rescata un argumento recurrente no sólo de Superman, sino del género de superhéroes en general, y le da una forma apropiada para crear una amenaza grande y terrible. No resulta todo lo grande y terrible que pretende pese al esfuerzo de Busiek y al actitud de Superman ante el problema puede resultar irritante en una viñeta o dos hasta que reacciona.

Por otra parte, va cerrando sub-argumentos y rescatando otros para añadir carga dramática con esmero a la hora de escribir a los personajes. Los aspectos que rodean a la trama central son muy interesantes, con un montón de ideas originales y creativas, algo de humor, situaciones desconcertantes (que puede que tengan mayor relevancia de la que parece) y momentos sorprendentes que consiguen transmitir esa sensación de “mucho, mucho más grande que la vida” tan necesario en los cómics de Superman.

Este efecto se consigue en gran parte por el fantástico dibujo de Pacheco, muy detallado y bonito, idóneo para grandes escalas y escenas vibrantes. Y además, por qué no decirlo, dibuja una Zatanna que está para comérsela. Buen cómic en general, con algunos puntos estupendos y excelente dibujo.

The Walking Dead #49
Guión: Robert Kirkman.
Dibujo: Charlie Adlard.
Formato: Comic Book de 32 páginas.
Precio: 2,99$
Image.

THE WALKING DEAD #49, reseñado por Alberto Morán

Después de los dramáticos eventos de “Made to suffer”, hay un importante cambio en la situación que retuerce y agita el mundo de los protagonistas. Ha sido un arco impresionante, y se nota que el autor ha querido establecer un punto de inflexión, un antes y un después no sólo en aspectos internos o personales, sino en la dirección que van a tener que seguir hasta ahora los personajes. De momento tenemos un número que podríamos llamar de transición, o de calma tras la tempestad.

Es un número más calmado pero también más triste, con buen diálogo e interacción, y que desde luego va a ofrecernos una perspectiva diferente de lo visto hasta ahora en la serie. Más íntimo, más sobrio, se mantiene convenientemente alejado del melodrama. Añade, si cabe, más humanidad a los personajes, y es interesante – para ver la evolución de los personajes – imaginar cómo se hubiese hecho frente a una situación parecida unos cuantos números atrás.

El nivel de amenaza y tensión, pese a ser de distinta naturaleza, sigue siendo extraordinariamente alto, y promete subir en números posteriores con un cliffhanger interesante que puede suponer el bautismo de fuego para uno de los personajes. El dibujo de Adlard es muy apropiado, más que en otros números más intensos, y recrea bien el ambiente de solemnidad y duelo.

Edición original: Justice Society of America #06 USA
Guión: Geoff Johns.
Dibujo: Dale Eaglesham.
Comic Book de 24 páginas.
Precio: 1,95€
Planeta DeAgostini Comics.

JSA v2 #06, reseñado por Alberto Morán

Ale, crossover. Y Superman bien grande en la portada, aunque salga en un par de viñetas, ¿no podría salir alguien con más presencia?. Es un número de pelea de la JSA y la JLA contra un montón de tentáculos, por lo que es aburrida, sin gracia, y sin poder usar los poderes de los personajes de forma creativa o inteligente además de no haber estrategia ni planificación por parte de los equipos.

Johns intenta salvar los muebles con algunos buenos diálogos, una pizca de humor (los mejores, Sandman/Soñadora y Starman) y cubriendo un poco a todos los personajes, que es algo que se le da muy bien. También intenta contar algo de la Legión para hacerla más interesante, pero no tiene mucho espacio porque hace falta rellenar viñetas con tentáculos mecánicos estrujando a Wonder Woman y Liberty Belle. Y no, no es tan interesante como suena, creedme.

El dibujo de Eaglesham es precioso, lleno de detalles y muy atractivo, con unos personajes magníficos, además de tener una splash-page que estaría para enmarcar si no fuese por los Tentáculos de la Muerte. Ha mejorado mucho desde trabajos anteriores, ganando en claridad y definición. Mal número en general. No abismal, pero tampoco recomendable. Menos mal que la saga termina y Johns podrá destinar sus esfuerzos a historias mejores.

Edición original: Green Lantern Nº 21, GL Corps Nº 14, GL Nº 22, GL Corps Nº 15 USA
Guión: Geoff Johns, Dave Gibbons
Dibujo: Ivan Reis, Patrick Gleason
Comic-book, 96 páginas, color
5,95 €

Planeta DeAgostini

LA GUERRA DE LOS SINESTRO CORPS #2, reseñado por Sergio Robla

Después del bombazo con el que dio inicio la saga, tomamos aire un instante y nos lanzamos por la pendiente. La acción se divide entre las dos series que la componen, Green Lantern y Green lantern Corps, relacionándose pero nunca cruzándose. Como ya anunciaron sus responsables la magnitud de la guerra hace que sea innecesario que las dos series expliquen la misma historia, e incluso desaconsejable. Geoff Johns y Dave Gibbons se reparten el trabajo ocupándose cada uno de diferentes aspectos. Así, si uno quisiera leer solamente una de las series no tendría problemas, no se encontrarán una historia incompleta. La edición de Planeta lo impide, ya que los episodios se unen en una misma serie mensual. Pero… ¿hay alguien que sólo quiera leer una parte?

Mientras en Green Lantern seguimos a los Lanterns terrestres hasta Qward para rescatar a Kyle enfrentándose por ello al nuevo Parallax, en Green Lantern Corps veremos cómo el resto del Cuerpo libra la batalla de Mogo. En los dos frentes la acción no nos deja un respiro, haciéndonos devorar las páginas con avidez. Las ilustraciones de Reis en los enfrentamientos más cercanos son impresionantes, como su representación de Parallax. Johns nos da lo que queremos ver en esta guerra mientras, casi sin que nos demos cuenta, desarrolla el argumento a largo plazo con pequeñas y grandes revelaciones, misterios y emocionantes momentos. Gibbons no se queda atrás, llevando el género bélico al espacio en un relato coral que toca a los personajes más importantes del Cuerpo de Green Lanterns.

Los finales de cada episodio, cliffhangers de pura cepa, son de los mejores del género, y son uno de los elementos que hace esta historia aún más adictiva. Ya en el número del mes pasado tuvimos una buena muestra de ello, con la presentación del Guardián del Sinestro Corps y sus generales, y en éste el interés de esos sorprendentes finales no decae ni un momento.

La impasibilidad de Sinestro contemplando cómo el miedo se expande por el universo, los monjes de la luz, la profecía de Revelaciones Cósmicas… todos los elementos van añadiéndose de forma orgánica a la mezcla, creando un resultado mayor que la suma de sus partes.

Este segundo número, para tranquilidad de todos, cuenta con una mayor proporción de páginas de cómic en su interior por el mismo precio.

Edición original: 52 Nº 52 USA
Guión: Geoff Johns, Grant Morrison, Greg Rucka, Mark Waid
Dibujo: Chris Batista, Darick Robertson, Eddy Barrows, Justiniano, Keith Giffen, Mike McKone, Pat Oliffe
Comic-book, 48 páginas, color
3,5 €

Planeta DeAgostini

52 semana #52, reseñado por Sergio Robla

Un año ha costado llegar hasta aquí. Hoy no entraré en valorar la serie entera, eso lo dejo para momentos más tranquilos, sino que me centraré únicamente en este cómic que cierra la maxiserie de 52 números semanales que ha sido la estrella de DC durante su publicación.

Dejando a un lado que la mayor sorpresa del cómic fue desvelada semanas antes por Dan Didio en EEUU, y aquí en España pasó algo así en La Guerra de los Sinestro Corps del mes pasado, los guionistas comienzan el último capítulo del serial haciendo la mayor de las revelaciones. Pero confirmando que son la crème de la crème de los guionistas no se quedan ahí, sino que es sólo el principio del clímax.

La acción se mueve a través del tiempo y del espacio, tocando diferentes puntos ya vistos de la serie, o del Universo DC. 52 ha sido siempre una serie con varios argumentos abiertos, y se han ido desarrollando en paralelo a lo largo de este año, encontrándose de forma muy esporádica las diferentes líneas argumentales. Lo habitual ha sido que cada número tuviese se centrase más en una sola de las tramas, para que cada semana no se desarrollasen poco todas ellas, sino que cuando una avanzase deprisa las otras lo hiciesen lentamente. Este ritmo ha sido una de las características definitorias de la estructura de esta serie.

Este último episodio sigue la pauta, y después del pequeño anticlímax de la semana anterior, una suerte de epílogo antes del final, nos centramos de nuevo en una de las tramas para revelar el significado de las 52 y para cerrar con maestría esta historia de historias. Una vez atado el último cabo suelto, Johns, Waid, Morrison, Rucka y la pequeña legión de dibujantes que les acompañan en este gran final, nos ofrecen unos excelentes y en ocasiones inesperados epílogos para las diferentes tramas que se han desarrollado en la serie.

Este último episodio fue concebido originalmente como un cómic de 52 páginas, pero el compromiso que se había establecido con los lectores de ofrecer un cómic semanal al mismo precio se vería comprometido, tuvieron que hacer algunos recortes y algunas cosas se quedaron en el tintero, algunas incluso en la mesa de dibujo… Y es una lástima, me hubiese gustado ver todo lo que planeaban este genial grupo de creadores en esta obra que han tratado con tanto cariño.

Y se acabó. Os emplazo, a los que aún tengan curiosidad, a próximos posts de anotaciones de la serie (esta vez de forma masiva), que es algo que se ha convertido en un pequeño placer personal.

Edición original: Justice Society of America Nº 6 USA
Guión: Geoff Johns
Dibujo: Dale Eaglesham
Comic-book, 24 páginas, color
1,95 €
Planeta DeAgostini

JSA v2 #6, reseñado por Sergio Robla

El cuarto y penúltimo episodio del crossover orquestado por Geoff Johns (a mí no me engañan, Meltzer tuvo poco que ver), La Saga del Relámpago, nos muchas preguntas al mismo tiempo que plantea otras tantas, y planta las semillas de ideas que brotarán en los meses siguientes. Superman habla de La Legión de Tres Mundos, por fin descubrimos cómo llegó Starman a nuestro tiempo y por qué de camino le vimos en Kingdom Come, Wonder Woman habla con Liberty Belle sobre el matrimonio, se revela la peligrosa misión de los Legionarios en nuestra época (una misión que tiene sus raíces en un relato clásico), los siete Legionarios se reúnen por fin y solamente queda su destino: uno morirá.

Esta última idea enlaza con la de los Siete Soldados, parte de la auténtica mitología del Universo DC, como lo son los Nuevos Dioses. Siempre que los Siete Soldados se reunen, uno morirá. ¿Será ésta una excepción? Soñadora ha profetizado que ocurrirá, y la explicación de SUperman del ritual que quieren llevar a cabo no nos hace albergar muchas esperanzas. Lo que en un principio parecía un homenaje a los tradicionales encuentros entre JLA y JSA pronto se convirtió en un triple encuentro, sumando a la Legión de Superhéroes a la mezcla. Pero no se trataba de la Legión que vemos en su propia serie, sino una versión que no veíamos desde los tiempos de Crisis en Tierras Infinitas. ¿Cómo es esto posible? Otra respuesta a contestar más adelante.

El caso es que lo que parecía una historia de poca trascendencia ha resultado tener un gran peso para el futuro del Universo DC. Johns, como nos tiene acostumbrados, entre las escenas de acción ha ido dejando caer información con calculada precisión, desarrollando una historia mientras nosotros pensábamos que nos estaba explicando otra. Eso nos pasa por no estar atentos.

Eaglesham, por su parte, sigue cumpliendo como el dibujante perfecto para esta serie. Sabe plasmar con la misma facilidad una escena de batalla que una intimista, y siempre lo hace cuidando las expresiones faciales y gestos de los personajes. Da gusto leer un cómic tratado con tanto cariño. Lamento, eso sí, que los títulos sigan sin ser traducidos en ningún lugar. El de éste es “Tres mundos”, uno bastante ilustrativo…

Leave a Reply

27 Comentarios en "BATERÍA DE RESEÑAS #1"

Notifícame
avatar
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
juanky
Lector

hola buenos dias ¿de marvel aras “BATERÍA DE RESEÑAS?

Alberto Morán
Lector

Sí, hay previstas reseñas de series Marvel para la próxima entrega. 😉

Akkon
Lector

Completamente de acuerdo con la reseña de Surrogates. Un muy buen cómic cuyo único punto débil sea el dibujo, en ciertos momentos bastante inexpresivo como dices. En cualquier caso merece mucho la pena.

Pastor
Lector

En serio… ¿porqué DC tiene esa extraña afición por las crisis?

juanky
Lector

gracias alberto moran por contestarme la pregunta.

David Fernández
Lector

juan25, como bien indica Alberto Morán, en próximas entregas tendrás a tu disposición por la parte que me toca, en próximas entregas tendrás a tu disposición reseñas de las series regulares: Daredevil, La Patrulla-X, X-Men, y Los (Nuevos) 4 Fantásticos.

Daniel, efectivamente es una pena que Venditti no haya contado con un dibujante a la altura de su guión. Weldele cumple, pero no pasa de ahí.

Un saludo a todos!

Sputnik
Lector

Pues a mí la guerra de los Sinestro Corps… mmmh.
Ya en “Renacimiento” me pasó. Y es que creo que el gran punto débil de Johns es la acción. En todo lo que le leo, la acción suele oscilar entre lo “funcional y no muy interesante que digamos” y lo directamente chungo y farragoso.
La sensación farragosa se me hizo muy fuerte en las batallas multitudinarias en “renacimiento”, y aún más en esta Guerra, porque el hombre coloca siempre un montón de viñetas de forma que casi parece aleatoria, supongo que para incrementar la sensacón de caos, y consigue algo (mira tú por dónde) la hostia de caótico, pero que da dolor de cabeza. Para cuanto más si a veces lo que debería ser lo más importante de una viñeta (yo que sé: kilowog hablando de algo mientras pelean) se pierde en un mar de rayos, gente volando y viñetas colocadas de forma cuanto menos poco académica.
Unha buena historia, no digo que no. Pero la acción no es precisamente lo que mejor se le da a Johns.

Sputnik
Lector

Cierto.
Gibbons es, pues, el Señor el Caos xD
Aunque los episodios de Johns le andan a la zaga. Por más que sea Reis quien hae la composición de página, me resisto a cargarle el muerto todo a él (que su culpa tendrá). En renacimiento no estaba, y ese cómic también pecaba de abigarrado en la acción. Más aún si cabe.
Aunque igual es culpa de Sciver, que bien mirado a veces se le va algo la mano con el barroquismo. Veanse si no sus episodios en New X-Men.

Sputnik
Lector

Vaya, que las 5 primeras páginas del capítulo 3 (por decir uno de Johns, que acabo de ojear este tomo 2) son un ejemplo de qué NO hacer para conseguir una narración fluída.
E insisto, que el cómic mola lo suyo. Pero la acción me desarma, por “rococó” y lo poco trascendente que (me) acaba resultando.
Un saludo.

José Torralba
Autor

The Surrogates y a mí me pareció un cómic adscrito al cyberpunk que parte de una base argumental buenísima pero que se queda en meramente anecdótica. Con lo que habría dado ese tema de sí, lo reducen a un mero políciaco y punto, sin más trascendencia que lo que pueda sugerir breve y fugazmente al lector. Y el dibujo a mi gusto no ayuda. El cyberpunk requiere un acabado un poco más descriptivo y no tan elemental.

En definitiva, no me gustó: cualquier novela de Gibson o Dick es mejor… hasta Shirow es mejor (y si nos vamos a la película aún más). No sé, no sé… en estas obras para mí sugerir no debe ser suficiente; y más si no se tiene nada nuevo que decir.

Sputnik
Lector

Deacuerdo con esto último de Torralba.
El dibujo, además, tiene puntos en que es directamente cutre en su utilizacion del… photopaint?

David Fernández
Lector

Coincido en parte con sputnik, pero encuentro mucho más molesta la narrativa de Gibbons/Gleason que la de Johns/Reis (repartamos culpas, que desconocemos el grado de detalle de los guiones…).

José, en cuanto a lo que comentas, Gibson no me termina de convencer. Puestos a adentrarme en la ciencia-ficción, prefiero de calle a Asimov o, dobre todo, a Dick. Shirow me gustaba más hace unos años que ahora, más como dibujante que como guionista, dicho sea de paso: sus historias, aún con puntos interesantes, no me atraen demasiado (pese a que durante una época seguí de forma regular series como Appleseed o Dominion Tank Police). En cuanto a la película… ¿te refieres a Ghost in the shell?

Creo que muchos opinamos que Weldele no está a la altura. Y sí, creo que para este tipo de historias, suele ser más conveniente un estilo mucho más explícito, descriptivo y rico en detalles (inevitablemente, pienso en Darick Robertson, Masamune Shirow, Yukito Kishiro, Katsuhiro Otomo, o Geoff Darrow). En este caso concreto, mucho me temo que más que una cuestión del estilo empleado, se trata de las aptitudes o el talento que atesora… o del que carece. A ver qué tal se le da la adaptación al cómic de la todavía inédita, aparenetemente maldita, presumiblemente excesiva, y apeticible Southland Tales, de Richard Kelly (Donnie Darko).

Ya para terminar, aunque The Surrogates comparte muchos rasgos propios de este subgénero (desarrollo de la acción en el futuro, cambios sociales provocados por avances tecnológicos, ambientes opresivos…), tampoco entiendo que sea una obra tan claramente encuadrable dentro del cyberpunk… al menos dentro de la vertiente más pura o radical del mismo.

Un saludo!

José Torralba
Autor

Hombre, es que Asimov con Gibson tiene poco que ver. Cada uno me gusta a su estilo… Asimov es más cercano Clarke. Respecto a la película sí, me refería a GitS.

Lo del cyberpunk… sacado de la Wikipedia: “Cyberpunk es un subgénero de la ciencia ficción, conocido por su enfoque de “Alta tecnología y bajo nivel de vida” y toma su nombre de la combinación de cibernética y punk. Mezcla ciencia avanzada, como las tecnologías de la información y la cibernética junto con algún grado de desintegración o cambio radical en el orden social. De acuerdo con Lawrence Person, los personajes del cyberpunk clásico son seres marginados, alejados, solitarios, que viven al margen de la sociedad, generalmente en futuros distópicos donde la vida diaria es impactada por el rápido cambio tecnológico, una atmósfera de información computarizada ubicua y la modificación invasiva del cuerpo humano.

El argumento de la escritura cyberpunk se centra a menudo en un conflicto entre hackers, inteligencias artificiales, y megacorporaciones, tendientes a ser puestos dentro de la Tierra en un futuro cercano, en oposición del futuro lejano o panorama de encuentros galacticos en novelas como la Fundación de Isaac Asimov o Dune de Frank Herbert. Las visiones de este futuro tienden a ser distopías post-industriales”

No hay un solo punto que no encaje.

David Fernández
Lector

Muy convincente, Sergio 😉 y vaya por delante que Reis me parece, hoy por hoy, uno de los mejores dibujantes del género.

David Fernández
Lector

No estoy de acuerdo, José.

“los personajes del cyberpunk clásico son seres marginados, alejados, solitarios, que viven al margen de la sociedad”. No lo termino de ver claro en The Surrogates.

Y no menos importante, cacracterística de muchos relatos del subgénero: “la modificación invasiva del cuerpo humano.”

De todas formas me refiero más a las sensaciones que se pueden desprender de la lectura de novelas cyberpunk y de este cómic. Como indico en la reseña, lo veo más como una aproximación a la vertiente más realista de la ciencia-ficción, abordada desde la apariencia de un relato detectivesco.

dgh dkb
Lector

aqui los jodidos de vid ya casi sacan termianan de publicar la sinestro corp, pero nunca sacaron el inicio xD, maricas los de vid u.u

José Torralba
Autor

Es que en realidad el cyberpunk es un subgénero dentro de la ciencia ficción; y generalmente suele ser plausible, que no realista (como The Surrogates).

Respecto al policiaco… el artículo de la Wikipedia es largo, pero dos líneas más abajo de donde he cortado pone: “La atmósfera del género en su mayoría hace eco en el cine negro y se utiliza a menudo en este género técnicas de novelas policiacas”. Como en Neuromante o Blade Runner.

Lo de las modificaciones corporales… ¿qué mayor modificación que sustituir el cuerpo entero en vez de ponerse implantes? Es una vuelta de tuerca… aunque no lo suficiente como para caer en el postcyberpunk (que sería más a lo Transmetropolitan)

David Fernández
Lector

Ya sé que es un subgénero, José. Y en la definición se hace referencia a modificaciones corporales “invasivas”. La diferencia me parece bastante obvia y significativa, pues es un punto en el que se suele hace especial hincapié en muchas novelas cyberpunk.

Vocacionalmente, entiendo que The Surrogates poco le debe al cyberpunk. Pero claro, es sólo una sensación derivada de su lectura. Venditti comenta lo siguiente en una entrevista:

I said, “Let’s talk about the influence of cyberpunk literature on THE SURROGATES.”

“I’ve probably read less than ten science-fiction novels, but luckily William Gibson’s NEUROMANCER was one. I also read Phillip K. Dick’s DO ANDROIDS DREAM OF ELECTRIC SHEEP? because I liked BLADERUNNER a lot. It’s all been good science fiction that uses futuristic settings to ask questions about the modern world, and not just action story with flying cars. I don’t have an encyclopedic background of cyberpunk, but what I’ve read I’ve really enjoyed,” he said.

De lo que deduzco que no es precisamente un incondicional no ya del cyberpunk en particular, sino de la ciencia-ficción en general. Existen elementos propios del cyberpunk en esta obra, pero no creo que pesen tanto como para poder encuadrarla dentro de este género. Como él mismo comenta, le atrae de la ci-fi la utilización de emplazamientos futuristas para el planteamiento de preguntas acerca del mundo contemporáneo. Y es precisamente lo que hace en The Surrogates.

José Torralba
Autor

Yo lo que extraigo de esas palabras es que el tipo se ha leído menos de diez novelas de ciencia ficción y que las dos que más le han entusiasmado son las cumbres del cyberpunk (del que afirma no tener un conocimiento enciclopédico pero con el que ha disfrutado). Y que ha intentado hacer algo parecido sólo que –a mi entender– sin haberlo conseguido por carecer de desarrollo en una propuesta conceptual a la postre interesante. Además, en la frase “It’s all been good science fiction that uses futuristic settings to ask questions about the modern world, and not just action story with flying cars” se está refiriendo a esos dos libros, no a toda la ciencia ficción.

De hecho, Venditti comenta en otra entrevista que: “Brett’s distinctive style definitely lends a cyberpunk feel to the book, which is exactly what the story calls for”. Y el editor del cómic, Chris Staros, dijo en Newsarama que: “when I read the script for The Surrogates, Brett’s style came to mind, and I knew it would be a perfect match for the dark, cyberpunk atmosphere of the story”.

En fin, no sé: alta tecnología, bajo nivel de vida, futuro cercano y distópico, cibernética, cambio del orden social, personajes solitarios (la vida del detective protagonista era muy pobre), megacorporaciones, ambientación postindustrial, confluencia con el género negro… lo de la modificación corporal invasiva me parece, como te digo, matizable por el hecho de que si el cuerpo entero es artificial no se precisa modificar el original. De hecho creo recordar que en Blade Runner no hay modificaciones corporales tampoco.

Pero vamos, efectivamente te doy la razón en que las lecturas son muy personales y a cada uno le dicen cosas distintas. Yo creo que The Surrogates no existiría sin el cyberpunk, básicamente porque es una obra cyberpunk.

PD. Y que, por otra parte, Venditti no habría tenido cerebro suficiente para gestar The Surrogates sin su influencia.

Akkon
Lector

“Como él mismo comenta, le atrae de la ci-fi la utilización de emplazamientos futuristas para el planteamiento de preguntas acerca del mundo contemporáneo. Y es precisamente lo que hace en The Surrogates.”

Pero es que eso justamente es la Ciencia-Ficción. Es un genero que se preocupa de analizar los y especualar sobre los avances tecnicos y cientificos en todas sus vertientes ya sean físicas, biológicas o políticas.

Muchas veces, sobre todo en cine y comic, los autores olvidan esto y definen la ciencia-ficcion como aventuras en ambientes futuristas o en el espacio pero no es así.

El termino ciencia-ficcion procede de una mala traduccion de science-fiction, que debería llamarse ficción científica.

David Fernández
Lector

A ver, Daniel, José… es que llega un momento en que no sé si es que no nos entendemos o no nos queremos entender. Ya sé que el cyberpunk es un subgénero. Sé que Asimov y Gibson poco tienen que ver. Creo saber qué es la ciencia-ficción. Y conocer cuáles son sus elementos característicos. Soy consciente del equívoco terminológico cometido en la traducción. Pero de vuestros comentarios parece deducirse que he puesto en duda estas cuestiones, cuando en ningún momento ha sido así.

“PD. Y que, por otra parte, Venditti no habría tenido cerebro suficiente para gestar The Surrogates sin su influencia.”

En cuanto a esta afirmación, aún respetándo tu opinión (sigo sin compartirla), creo que sobra. Para ser una obra primeriza, The Surrogates evidencia un nivel bastante muy alto. Aunque ésta es una apreciación subjetiva. Lo que es objetivo es el hecho de que no hay precedentes de lo que puede dar de sí Venditti, porque es un recién llegado al mundo del cómic. Al menos démosle tiempo antes de enunciar afirmaciones tan duras que de momento creo que no tienen una base demasiado sólida.

Y “Sueñan los androides con ovejas eléctricas”, más que cumbre del cyberpunk, es una precursora… pero bueno…

Un saludo.

José Torralba
Autor

Jajjaja sé que lo sabes, David. Sólo lo empleaba en la contraposición de argumentos para adscribir The Surrogates al cyberpunk (cosa a la que, a mi entender, tanto su guionista como su editor, se muestran favorables al menos en cuanto a factura gráfica se refiere)… no cuestiono ni tu más que evidente calidad intelectual ni nada de nada. Ya sabes que malos rollos 0.

En todo caso, lo que quería decir con esa frase es que Venditti no habría podido crear, independientemente de su calidad como guionista de cómics, The Surrogates de la nada… y que no podría haberlo hecho sin el referente del cyberpunk. Y para afirmarlo vuelvo al principio de la conversación: aún contando con los referentes, aún teniendo un punto de partida interesante, no ha sido capaz de hacer un tebeo a la altura de la propuesta. Sugerir preguntas a veces está bien, pero esa sugerencia debe estar –a mi gusto– mucho más desarrollada, aún cuando no se quiera explicitarla completamente.

David Fernández
Lector

A ver… que no lo digo de mal rollo. Sólo es que me ha llamado la atención…

Sigo manteniendo que es imposible saber si sin la influencia de Blade Runner y demás obras de ciencia-ficción, Venditti podría haber parido The Surrogates. Basas la afirmación en tu opinión, según la cual el guionista no ha estado a la altura de la propuesta. Según la mía, el único que no ha estado a la altura es Weldele. Pero, evidentemente, es cuestión de gustos.

Un saludo!

pedrete
Lector

después del 5 volumen de nexus…..¿alguien sabe si van a publicar algun volumen más? En muchos sitios la ponen como colección cerrada de 5 volúmenes….si alguien me comenta algo, me alegraría el día

wpDiscuz