Aventuras de un oficinista japonés

Por
1
506
FavoriteLoadingAñadir a favoritos
 


Edición nacional / España: Aventuras de un oficinista japonés, Colección Clásicos Ilustrados, mayo 2017, Astiberri Ediciones.
Guión, dibujo, tinta y color: José Domingo.
Formato: 128 páginas a color editadas en un álbum en cartone.
Precio: 25,00 €.

 

Lo de José Domingo fue llegar y besar el santo. Premios por doquier, aplausos y alabanzas, y título de culto desde el momento en el que Aventuras de un oficinista japonés llegó a las tiendas. Pero este es uno de esos casos que resulta más que evidente que todas las loas son merecidas. Porque Aventuras de un oficinista japonés es un tebeo del todo personal y vanguardista, y tan airado como juguetón. Domingo llegó con su estilo para deslumbrar a los academicistas y a proclamar con una sonrisa urgente la llegada del siglo XXI. Ahí es nada.
Y es que Domingo apabulla por todo. Apabulla por su originalidad. Sí, hay rasgos de su obra que encuentran referente en otros autores, Darrow, Torres o Usui, por citar rápidamente, pero su trazo es tan inconfundible, que sus formas casi tienen copyright. Apabulla porque es un preñador de viñetas. Las llena, no solo de objetos, sino de acciones, certificando que la vida no es solo eso que le pasa al protagonista, sino que cada personaje es protagonista de su propia historia, una que si el objetivo se centrara en ellos, podría generar nuevos álbumes hasta el infinito. Domingo es anatema para quienes detestan el horror vacui, es quien te fuerza a graduarte la vista y debe tener un contrato de estrangis con los oculistas de este país. Con los oculistas y con los ocultistas, pues su obra tiene siempre el ojo puesto sobre señores en bata y demonios varios.

Domingo apabulla por su juventud y la cantidad de conceptos que es capaz de manejar página a página, como si hubiera devorado librerías enteras de género fantástico, dándole no una sino varias vueltas de tuerca a todos los mitos del fantastique, que campan a sus anchas por sus páginas abigarradas.
Y apabulla también porque ante lo que algunos ciegos consideran un ejercicio de estilo vacío, Domingo se permite hacer sátira, velada por el humor y la urgencia de su narrativa. Hace crítica del trabajo alienante y esclavista, pone en la picota la indiferencia social, hace autoparodia del curro de ilustrador y le queda tiempo para reírse de la cultura del ego exacerbado. Todo esto en las páginas de un álbum que recibió todos los halagos que merecía y que es ejemplo total de lo que una relectura debe ser: un desentramado de tramas y nuevos detalles. De ahí la necesidad de una nueva edición, esta vez por parte de Astiberri.

Ah, pero, ¿de qué va Aventuras de un oficinista japonés? Pues nada más y nada menos que de la odisea de un trabajador al terminar su jornada. Pero no esperes unas cañas, un beso a su mujer y una paja en el baño antes de ir a dormir. El oficinista se verá inmerso en una aventura interminable que le llevará, sin comerlo ni beberlo, a ser atacado por brujas y caníbales, a morir y renacer, a jugar a las cartas con yetis, a ser sacrificado en un ritual de magia negra, pero no de una cualquiera, sino esa oscura y terrible que llevan a cabo los funcionarios de correos… Y sigue y sigue en una gymkana agotadora que nace de la improvisación absoluta y supone un capricho visual y narrativa que deriva en algo más grande y más generoso de lo que cabría esperar. Un clásico ya.

Para más información sobre la obra de José Domingo, aquí y aquí.

  Edición nacional / España: Aventuras de un oficinista japonés, Colección Clásicos Ilustrados, mayo 2017, Astiberri Ediciones. Guión, dibujo, tinta y color: José Domingo. Formato: 128 páginas a color editadas en un álbum en cartone. Precio: 25,00 €.   Lo de José Domingo fue llegar y besar el santo. Premios…
Guión - 7
Dibujo - 8
Interés - 8

7.7

Un clásico ya

Vosotros puntuáis: 7.1 ( 1 votos)

Leave a Reply

1 Comentario en "Aventuras de un oficinista japonés"

Notifícame
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
Jose Angel Ares

Tebeazo

wpDiscuz