América #1 al 4 de Gabby Rivera y Joe Quinones

Reseña de los cuatro primeros números de la serie de América Chavez por Gabby Rivera y Joe Quinones, una serie que merece la pena leer.

Por
8
1266
FavoriteLoadingAñadir a favoritos
Aviso de Spoilers: El artículo que sigue a continuación trata información de actualidad en Estados Unidos, por lo que puede desvelar detalles argumentales que todavía no han sido abordados en la edición española.

Seguimos con reseñas de series que se nos quedaron colgadas meses atrás y no podía faltar nuestra nueva Miss América favorita (no lo digáis muy alto, no le gusta que la llamen así) que además con estos cuatro números completa su primer arco argumental. América Chávez es un personaje muy atractivo por sus mucha facetas y por el halo de misterio que parece envolverla siempre, su carrera es corta pero ha conseguido llamar la atención de muchos lectores de Marvel, los suficientes como para que la editorial le de una serie propia, cosa que a sus creadores Joe Casey y Nick Dragotta les pareció demasiado tarde pues se mudaron a Image con una copia del personaje (América Vasquez) y el ideal inicial que tenían pensado para ella.

Pero sus creadores no son los que más la desarrollan en la casa de las ideas, gran parte de su personalidad se la otorgan Kieron Gillen, Jamie McKelvie y Mike Norton en el segundo volumen de Jóvenes Vengadores donde, además de integrarla en el grupo, van contando parte de su origen. América viene de un lugar llamado Utopía situado fuera de la espacio y el tiempo, fuera de las realidades alternativas, en una sociedad de la que se explica poco, lo que sí sabemos es que tiene dos madres y que sacrificaron sus vidas para salvar su mundo, tras ello América usa sus diversos poderes para viajar entre realidades y hacer el bien, aunque su actitud no sea muy agradable.

En este artículo podéis encontrar un repaso a sus apariciones así como un resumen de todo lo que ha pasado hasta ahora pero quedémonos con dos cosas básicas, la primera que América ha ido haciendo amigos, entre ellos destaca Kate Bishop, la heroína conocida como Ojo de Halcón, pero poco a poco se está haciendo un nombre dentro de la editorial, la segunda que actualmente forma parte de uno de los grupos más interesantes de Marvel, The Ultimates, por Al Ewing y Kenneth Rocafort donde comparte páginas con gente como la Capitana Marvel, Pantera Negra o Galactus. Esta última serie nos ha dado un ejemplo del límite de sus poderes cuando aguanta un poco frente al mismísimo Thanos mano a mano, pues no solo es capaz de desplazarse entre realidades, también se teletransporta en una misma realidad, vuela, es muy resistente y tiene mucha fuerza.

Tampoco podemos dejar de lado que el personaje es de los que crea cierta sensación de representatividad al ser latina y homosexual, lo cual se agradece para romper con la clásica homogeneidad, pasemos a analizar los cuatro números que han salido en Estados Unidos a día de hoy.

Los autores escogidos por Marvel para realizar esta serie son Gabby Rivera y Joe Quinones. La primera es una premiada novelista que no había trabajado en el mundo del cómic hasta ahora pero su carrera como activista del movimiento LGTB la hacía una buena candidata para trabajar ciertos aspectos del personaje que solo se habían rozado en contadas ocasiones, de hecho podemos adelantar que hay una reivindicación que se hace patente en más de una ocasión pero está hecha con una enorme naturalidad muy alejada de decisiones editoriales forzadas. Por otro lado el dibujante Joe Quinones lleva desde principios de siglo ilustrando portadas de varias editoriales y participando en series del universo Star Wars, Howard el Pato, Batman ’66 o números sueltos de Spiderman, Cuatro Fantásticos y hasta uno de los Jóvenes Vengadores donde ya se había encontrado con el personaje que aquí se trata.

Lo primero que notamos a la hora de afrontar la primera serie de América Chavez es que es un cómic hecho para que cualquiera se pueda acercar a él sin un conocimiento previo necesario, hasta ahora todo lo que habíamos visto de América era en grupos lo cual hace que, a pesar de que se haya contado su origen, no se ha llegado a profundizar en el personaje, es un caso similar al de Ojo de Halcón, un personaje que se formó junto a otros pero que no destacó hasta que se le dio cancha. Aquí los autores utilizan el recurso de presentar al personaje mediante la opinión de otros, héroes, villanos, gente de la calle o la propia autora, pero la primera sorpresa nos la llevamos al ver que lleva un traje muy similar a la de la antigua Miss América, eso sí, durante los cuatro números se cambiará de ropa varias veces con un ejercicio de diseño muy trabajado. También es curioso ver a la protagonista soltando de vez en cuando palabras en castellano.

Todo esto no significa que se rompa con su pasado, por lo general cuando se anuncia a alguien que no tiene que ver con el mundo del cómic como guionista de una serie muchos temblamos ante la posibilidad de que venga a “contar su rollo” pasando de la historia del personaje en la editorial para hacerlo suyo, nada más lejos, hay muchos elementos que hacen ver que Gabby Rivera se ha estudiado la corta historia de América, empezamos con la defensa del planeta Maltixa, donde los Ultimates se pelean con una extraña entidad, la que más visibilidad tiene es nuestra protagonista que no para de salvar gente lo cual causará un efecto en la población más joven: los influencia y quieren ser como ella. En una clara referencia a Superman, ella es la gran heroína de ese planeta, que a su vez no deja de ser una metaficción que se puede interpretar como la necesidad e importancia de la expansión de cierto tipo de figuras dentro de los mitos de nuestra sociedad actual.

Su vida personal también avanza, después de discutir con su novia e ir a ver a su mejor amiga (Kate Bishop), América se va a la Universidad donde se encuentra con un antiguo compañero de los Jóvenes Vengadores, Prodigio. Esto nos lleva a lo fundamental, lo que subyace detrás de esta historia, la pérdida y el amor de sus madres, lo cual suponemos que será la línea argumental de la serie más allá de este primer arco. Aquí Prodigio crea una máquina que cree que puede potenciar los poderes de América y que esta los use para volver a Utopía pero falla y acaba en la Segunda Guerra Mundial, lo cual siempre es una buena escusa para dar un puñetazo a Hitler al más puro estilo Steve Rogers.

No obstante los escenarios principales serán Maltixa y la Universidad, en esta correrá varias aventuras, conocerá a Chica Luna y Dinosaurio Diabólico dando una conferencia y se pelea con unos gamberros que resultan ser unos cyborgs infiltrados, es, por decirlo de alguna manera, la parte que contiene acción y aventuras, la parte entretenida. La reflexiva va con sus poderes y sus pensamientos, sobretodo los de su casa y su familia, pero también como sus fans de Maltixa ven que no vuelve al planeta y secuestran a la que fuera su pareja pero cuando ella les intenta seguir acaba volviendo a viajar en el tiempo sin querer, esta vez a los años dorados de la Patrulla-X donde forjará una buena relación con Tormenta.

Lejos de simplificarse, el curto número, que cierra el arco al enfrentar a América con la misma entidad que vencía al principio, nos mete en una serie de embrollos espacio-tiempo con Américas de diversas épocas. Termina la historia de aquellas chicas confundidas del planeta Maltixa y nos deja la puerta abierta a que la protagonista pueda volver a su lugar de origen o a encontrarse con sus madres.

Rivera y Quinones firman una serie muy entretenida que nos muestra aspectos desconocidos hasta ahora de un personaje que lleva pidiendo a gritos serie propia desde hace tiempo, quizás le falte un poco trabajar más su personalidad, que es bastante acorde con lo visto anteriormente pero le falta un poco de chispa, por lo demás todo muy bien. Esperemos que en posteriores números sigan manteniendo el tono pero aderecen un poco al personaje.

Aviso de Spoilers: El artículo que sigue a continuación trata información de actualidad en Estados Unidos, por lo que puede desvelar detalles argumentales que todavía no han sido abordados en la edición española. Seguimos con reseñas de series que se nos quedaron colgadas meses atrás y no podía faltar nuestra…

America

Guión - 8
Dibujo - 7.5
Interés - 8

7.8

Notable

Miss América Chavez viene golpeando fuerte, como debe ser.

Vosotros puntuáis: 5.18 ( 9 votos)
Compartir
Artículo anteriorSpider-Men II #1, de Brian Michael Bendis y Sara Pichelli
Artículo siguienteMangazine #3: Mangakas contra “la generación prodigiosa”
Nacido en 1979 en Avilés y actualmente residiendo en Castro-Urdiales, soy licenciado en Filosofía con Máster en Gestión Cultural, durante un tiempo me dediqué a la crítica musical y ahora me toca con el mundo del cómic, mis dos grandes aficiones. Empecé leyendo en casa de mi primo a finales de los 80, poco después ya me convertí en un comprador compulsivo. Mis comienzos fueron con Daredevil y las colecciones de X-Men pero pronto pasé a Spiderman, Poderes Cósmicos, Vengadores, Image, todo Wildstorm, Vertigo... no hago ascos a ninguna buena historia venga de donde venga.

Leave a Reply

8 Comentarios en "América #1 al 4 de Gabby Rivera y Joe Quinones"

Notifícame
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
Fimbulvinter

Creo que no podría estar más en desacuerdo con lo expuesto en el artículo. America me parece dentro de las series individuales de Marvel de los últimos tiempos de las de peor calidad. El guión hace aguas por todas partes, no hay por donde agarrarlo. Rivera parece incapaz de hilar dos frases seguidas, el ritmo y las transiciones de una escena a otra a menudo son de lo más bruscas y/o extrañas.
El dibujo supongo que irá por gustos pero personalmente lo encuentro mediocre cuando no directamente feo.
Y lo que es peor para mí America como personaje me es insoportable. Ya sé que desde el principio surgió como alguien desagradable pero Rivera ha elevado ese rasgo particular a la enésima potencia (una mala práctica desgraciadamente habitual tanto en cómics como en otros medios) convirtiendo a America en un personaje extremadamente irritante y arrogante con el que soy incapaz de empatizar.
Y lo que más me sorprende es que allá por donde voy sólo encuentro críticas positivas que se deshacen en halagos hacia esta serie, nominada a los Eisner. ¿Me estoy volviendo loco? ¿Qué tiene esta serie que los demás ven y yo no? Quiero disfrutarla pero soy simplemente incapaz. No lo entiendo.

Luca Torelli

La pondrá bien la crítica (lo desconozco), pero en ventas se ha derrumbado desde los 43.000 ejemplares del primer número (los números 1 siempre venden) hasta los 16.000 del tercero. Es una caída muy brusca. Mockingbird tardó un poco más en derrumbarse y aun así duró poco. Aunque también es cierto que Moon Girl ha llegado hasta el número 18 vendiendo menos de 8.000 copias. Dicen que cualquier serie Marvel por debajo de las 20.000 copias peligra, pero desconozco porque unas caen mucho antes que otras (¿?).

Luca Torelli

Actualizo a cifras de junio: En su número 4 America ha bajado hasta las 12.624 copias vendidas. Como curiosidad, en su número 4 Mockingbird estaba casi en las 16.000, es decir, le iba mejor. En un vistazo rápido me ha llamado la atención que también se mueven por debajo de las fatídicas 20.000 copias series como Captain America Sam Wilson o Ms. Marvel, aunque estas dos mantienen el tipo. Un poco peor le va a Hawkeye (no llega a las 15.000) y lo veo chungo para las series de los secundarios de Daredevil: Kingpin, Elektra o Bullseye ya que oscilan entre las 10.000 y las 12.000 en su número 5 (cifras de una progresión similar a America). Otras que oscilan entre las 8 mil y las 11 mil copias son las series de la Chica Ardilla, Moon Girl y la Avispa, aunque el panorama se ve peor para esta última porque lleva muy pocos números y las otras me parece que tienen un nicho aceptable en los recopilatorios. Sobre las 14.000 también anda Silver Surfer, pero es de Slott, tiene muy buenas críticas y vende bien en los recopilatorios así que supongo que no peligra. Aparte de Secret Empire, Spiderman u Old Man Logan veo que Marvel se mantiene en buenas cifras gracias al universo Star Wars (4 grapas entre las 20 más vendidas).

pain

Saludos, un articulo interesante aunque no comparta tus puntos de vista. El volumen de ventas es, sin duda, el elemento más empleado para medir la calidad de un producto. Vender mucho casi siempre es sinónimo de éxito, y eso no lo digo yo lo dice cualquier libro de administración de empresas, y no digo q un comic q venda 200000 un mes es una obra maestra (la calidad literaria es otro factor pero este se mide en el tiempo) al ser un comic q vendera siempre, sin importar el tiempo y la coyuntura killing joke o born again son dos ejemplos, independientemente de cuanto vendieran cuando se publicaron siempre son reeditados porque han calado en el fandom y venden. Me produce una sensación de shock que mucho de lo que publica marvel tiene el mismo patron, parecen series indie, autores sin experiencia en el mundo del comic, protagonistas femeninas pero completamente diferentes al canon estetico estandar marvel de los ultimos 40 años, dibujos femeninos masculinizados, historias completamente alejadas al nicho de lo superheroico, personalidades bruscas, y villanizar a los hombres blancos por ser hombres blancos; nada de eso son elementos que me atraigan cuando busco un comic marvel, es más me repelen de comprar cualquier cosa que salga publicada y que yo relacione con la nueva marvel. Hablas de más factores que las ventas como gestor cultural, si fuera totalmente cierto no cerraria ninguna serie. Aun así me encantaria conocer los datos de ventas degitales porque es un factor importante para determinar las ventas reales, Disney es un tiburon empresarial, debe cuidar su marca pero aun así el beneficio es el primer y ultimo factor a considerar, si fuera un directivo de marvel tendria motivos para estar preocupado de mi futuro laboral.

tiamath

Coincido con los que no coinciden con el autor del articulo. Es claramente una serie “basura” enfocada a contentar a un publico que aun siguen sin darse cuenta de que no interesa ni va a estar interesado.
Probablemente la peor de esta ultima all new o lo que sea (la verdad es que ya hace tiempo que ni las tengo en cuenta) y esto es mucho decir dada la bajisima calidadde las historia con las que nos estan obsequiando Quesada y sus colegas desde hace ya un tiempo.
Sinceramente creo que casi hemos tocado suelo y estamos en pleno viaje temporal a 1996-97 donde la falta de ideas y de interes casi acaban con el comic pijamero tal y como lo conocemos.

wpDiscuz